Me caes muy bien, pero no soy yo.

Posted on Actualizado enn

Tanto, tanto te hubiera llorado, tanto te hubiera seguido hasta que el mundo dijera basta, que ni siquiera pienso en dejar de morderme las uñas. Fueron muchos, me vistieron la alegría de ropas ahuecadas, me inundaron las mejillas con ardores y sofocos, me pintaron las mañanas de vacíos adheridos y todos y cada uno de ellos se perdió tras los peldaños. Me asustó engrosar la lista, abocarme hasta el vacío, me atrapó con su sonrisa. Me pierdo, la miro y me vacío, me despojo de las nauseas con solo provocarla. Me mareo hacia infinitos si me roza un trocito suyo, me desarmo por completo si me acerco hasta aspirarlo. Y me fastidia, me joroba y toco suelo, voy mutando en chiquitita si no me pierdo en su infinito. 11.02.15

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s