Dícese de un gusano cabezón.

Posted on Actualizado enn

Así que hoy he soñado contigo. Podrían haberme pinchado mil veces los mofletes en busca de algo de agua tibia y no lo habrían conseguido. Duele, pincha triunfante en lo más profundo. Lo conozco, conozco el sentimiento, oprime estómagos, araña entrañas y encharca corazones empujándolos a la deriva. Lo sentí una vez, deseé no volverme a encontrar con él, sí, creía haberlo olvidado, pero ¡Ay, portadora innata de la bandera de la ingenuidad!

Lo llamo desazón y se convierte en desdicha, ya por largo tiempo lo creía enterrado. Y ahora, fíjate, despierto y agarrado en entrañas más cercanas, las mías hoy de nuevo, se aferra cuál oruga a la rama más liviana. Rudo, terco y mucho más fuerte que el primero, trepa sin descanso, sube desde el estómago hasta el esófago y cuando alcanza mi garganta me aprieta la barriga. No deja que coma, caprichoso, le gusta verme envuelta en densas nubes de nicotina. Lo conozco bien, conseguí domarlo la primera vez, aprendí a dormirlo meciéndolo en una cuna de espuma, cuando caía rendido, burbujitas traicioneras de barriga cervecera capitaneaban mi cabeza con mil sueños por bandera.

Éste es más fuerte, no consigo dominarlo y temo no lograrlo, ni duerme, ni muere. De clavo ardiente anclado en el presente a mariposa vaporosa, hoy solo se me antojan días y más días de largos medios días.Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s